Paula Pareto volvió al hospital de San Isidro para combatir al coronavirus

Este miércoles, después de su aislamiento obligatorio en casa, donde se la pasó entrenando el físico, la Peque realizó un importante anuncio, en el que demostró que no sólo es una luchadora dentro del tatami.

Paula Pareto

En los primeros días de marzo, Paula Pareto viajó a Rusia para participar de su primera competencia luego de su cirugía en las cervicales. Sin embargo, ante el rápido avance del coronavirus, la competencia se suspendió y decidió regresar a Argentina. Por su viaje a Europa, en aquel momento una de las principales zonas de riesgo, la campeona olímpica de judo acató al pie de la letra las instrucciones del Gobierno Nacional y cumplió con su cuarentena obligatoria.

Este miércoles, después de su aislamiento obligatorio en casa, donde se la pasó entrenando el físico, la Peque realizó un importante anuncio, en el que demostró que no sólo es una luchadora dentro del tatami.

“Somos dueños de nuestro destino. La tarea que se nos ha impuesto no es superior a nuestras fuerzas. Sus acometidas no están por encima de lo que soy capaz de soportar. Mientras tengamos fe en nuestra causa y una indeclinable voluntad de vencer, la victoria estará a nuestro alcance”.

Esa cita de Winston Churchill inspiró a la judoca a una reflexión. “Me pareció muy adecuada para el momento que estamos viviendo. Es oficial que los Juegos Olímpicos​ se postergan, decisión muy adecuada, tomando la salud de todos como el único foco a concentrarnos”, arrancó Pareto.

Y agregó: “Por otro lado, ya cumplida mi cuarentena, vuelvo a trabajar de lo que elegí y de lo que volvería a elegir siempre. Si bien los médicos traumatólogos no estamos hoy en el frente de batalla directo, somos igual parte del equipo de salud que enfrenta antes que nadie a esta pandemia y que ayudaremos donde sea necesario. A la batalla, una vez más. Algunos desde su casa y nosotros en un hospital, pero siempre unidos en equipo por la misma causa.

Además de ser la campeona olímpica de judo en la categoría de 48 kilos, Paula también es traumatóloga y se desempeña en el Hospital Central de San Isidro, donde este miércoles volvió a trabajar. ¡A seguir el ejemplo!