Vicentin ofrece pagar al contado a cambio de una quita del cincuenta por ciento

El plan incluye los USD350 millones que le debe a sus proveedores. Aún resta la negociación con los bancos.

La cerealera Vicentin hizo una oferta a sus proveedores que incluye el pago al contado a cambio de una quita de la mitad de su deuda. El compromiso impago con los productores asciende a los USD350 millones. El resto corresponde a los bancos.

A fin de sortear la crisis, la empresa, en convocatoria de acreedores desde la semana pasada, busca ahora, una modificación en la cancelación de los pasivos que tiene con los productores. Esta estrategia podría estar ligada a la posibilidad de venta de algún activo de la compañía para acelerar el pago de su pasivo.

Leer también: Un juez de Reconquista a cargo del futuro de Vicentin

Cuando entró en default el 4 de diciembre pasado por US$1350 millones, de ese monto unos 1000 millones correspondían a pasivos financieros y 350 millones de dólares con productores, entre otros, que habían entregado mercadería.

Vicentin nació a fines de la década del ’20 como un pequeño comercio de acopio y ramos generales. Años más tarde, la empresa inició su actividad con la puesta en marcha de su primera planta desmontadora de algodón y fábrica de aceite resultante de la molienda de semillas de algodón, lino y maní.

Hoy la firma, el primer exportador de aceites y harinas y el sexto jugador en el negocio total, posee una capacidad de molienda propia diaria de 20.500 toneladas más otras 10.000 toneladas por una participación en Renova, que comparte con el grupo Glencore.