El Canciller argentino, Felipe Solá, re reunión con Jair Bolsonaro este miércoles en Brasilia. El encuentro duró unos 50 minutos y alcanzaron un núcleo de coincidencias básicas para allanar el camino hacia un bilateral entre ambos jefes de Estado. A raíz de esto, Bolsonaro propuso que la reunión sea el 1 de marzo en Montevideo, en el marco de la ceremonia de asunción presidencial de Luis Lacalle Pou.

Leer también: Fernández almorzará con dirigentes de la CGT

Según Ámbito Financiero, la relación Alberto-Bolsonaro, salpicada por el apoyo del presidente argentino a Luiz Inacio Lula da Silva, comienza a encarrilarse. En el encuentro con Solá, el brasileño dejó trascender que estaba dispuesto a relanzar el vínculo bilateral tras la salida de Mauricio Macri del poder.

Acuerdos

El canciller argentino cerró un borrador de acuerdo. Se acercaron posiciones en torno a un eventual convenio de libre comercio extra Mercosur, también buscó el apoyo de Brasil a la reestructuración de la deuda externa y el congelamiento de los diferendo por el acuerdo Mercosur – Unión Europea.

La cita del 1 de marzo, demandará la coordinación de ambas Cancillerías ya que ese día Alberto dará inicio a las sesiones ordinarias del Congreso con un discurso ante la Asamblea Legislativa previsto para las 12:00 del mediodía. Casi a la misma hora de la asunción de Lacalle Pou en Montevideo.

Alberto y Bolsonaro estarán a sólo 45 minutos de distancia y esta tarde desde Casa Rosada intentaban coordinar agendas para cerrar el encuentro. Tanto que Solá se reunirá el próximo martes con Ernesto Talvi, futuro canciller de Lacalle Pou para evaluar la logística de esa bilateral.