Las obras en el CODE están paralizadas hace meses.

Hace aproximadamente un año, se iniciaron obras de remodelación en el edificio. Sin embargo, las mismas, a cargo de la empresa Socca Construcciones, se encuentran paralizadas hace varios meses.

Actualmente, el edificio está en estado ruinoso y no se tienen en vista definiciones políticas al respecto. Es por eso que los socios de la entidad, se pusieron manos a la obra para poder poner en funcionamiento el lugar. La intensión de los integrantes del CODE es poder reabrir sus puertas en febrero.

Leer también: Preocupa la paralización de la obra en el CODE

El director del CODE, Jorge Coghlan, informó que restauraron muebles, agregaron luminarias led y pintaron todo el interior. También se acondicionaron nuevos espacios para mostrar el material que posee el Centro. Por otro lado, lamentó que no podrá utilizarse la terraza para observaciones, ya que quitaron la baranda en el primer tramo de la obra, y no volvieron a ponerla.

Las pérdidas

El especialista remarcó que: “Es caótico el estado del lugar. Por ejemplo, pusieron maderas que tuvieron que sacarse, ya que no las pagaron. Les dije que vengan a retirarlas”. Por otro lado, como el techo quedó a medio construir, la filtración de agua hizo que se perdieron más de 100 libros de la biblioteca del lugar.

También señaló que, con fondos propios del Code, se pagan dos containers para guardar el patrimonio de la institución. “Salen 10 mil pesos mensuales y eso nos cuesta. El único recurso genuino que tenemos es el alquiler del kiosco. Son unos 8 mil pesos de alquiler, pero no alcanza”, afirmó.

Los socios de la institución se pusieron al hombro parte de su reconstrucción.

El director del Code recordó que en diciembre de 2016, el gobierno provincial entregó más de 5 millones de pesos al municipio, para la primera etapa de reparaciones. Para el segundo tramo de la obra el presupuesto era casi de 11 millones, pero el dinero nunca llegó. “Hoy tenemos de ese edificio un 50 por ciento demolido, no tenemos baños, ni cocina, ni depósito. Tampoco hay energía eléctrica”, señaló.

Leer también: En el CODE “todo está empezado y nada terminado. La documentación en bolsas”

El encargado del Centro de Observadores del Espacio, recordó que poco tiempo antes de terminar la pasada gestión provincial, se realizó una actualización de costos. A septiembre de 2019, los fondos necesarios para concluir la obra rondarían los 30 millones de pesos. Por otro lado, recordó que la obra corresponde a la provincia, ya que el edificio es provincial. La Municipalidad solo administra en comodato con el CODE.

El Planetario Digital

A mediados de 2016, se informó sobre la construcción de un planetario digital. El mismo iba a estar erigido en el predio actual del Centro. Tendría una cúpula geodésica de 9 metros de diámetro. La misma, tenía como objetivo albergar alrededor de 50 butacas reclinables para observar las imágenes.

La planificación hacía alusión a un proyector profesional, que se encargaría de hacer visibles las imágenes para la representación del cielo. También se sumaba un sistema de vibraciones y sonidos que haría que el espectador se sienta en el medio del espacio.