Vicentín declaró el "strees financiero".

La situación de vicentìn, una de las aceiteras más importantes del país, es preocupante. Luego de suspender pagos por aproximadamente 1000 millones de dólares, el mismo presidente Alberto Fernández se expresó sobre la gravedad del asunto. Por su parte, los gremios que nuclean a los trabajadores de la planta, manifestaron que “algo huele mal” en todo este asunto. 

Leer también: Alberto Fernández: “Lo de Vicentín es un tema grave”

Los sindicatos no son ajenos a lo que sucede en la firma. Es por eso que se plegaron a la posibilidad de estatización de la empresa, idea sugerida desde el Gobierno Nacional. Por lo pronto, las entidades gremiales están preocupadas por la situación de los trabajadores, y dejaron deslizar la idea de “posibles estafas con participación del gobierno macrista”.

En ese sentido, Claudio García, secretario de Juventud del Sindicato de Encargados de Edificio (SuteryH), mencionó que: “Hay dos aspectos por destacar. Uno es que parece ser una posible estafa con participación del gobierno de Macri, y otro, es la situación de los trabajadores y su preocupación por la continuidad laboral. Quién otorgó el crédito, debe ser llamado por el estado actual para que dé explicaciones y a los trabajadores deben llamarlos para explicarles cómo los reinsertarán en el caso que se dé un cese de actividades. Si el empresariado estafó, que vaya preso”, remató el dirigente.

Leer también: Vicentín: 800 trabajadores a la espera de resoluciones judiciales

Walter Palombi, Secretario General del sindicato de Correo de Rosario e integrante del MSR, señaló que: “Lo que pasa en Vicentin es una muestra más de lo que son los pseudos empresarios que gobernaron este país cuatro años y solo beneficiaron a un sector. Evidentemente lo de Vicentin es un desfalco y no se sabe en que se usó el dinero. Una posibilidad, es que haya sido utilizada para campaña política. Ahora el Estado nacional, debe intervenir de la manera que lo crea conveniente para mantener las fuentes laborales preferentemente. Si la salida es estatitazarla, bienvenido sea”, aseguró el representante de los trabajadores de correo.

El Secretario Gremial de Gastronómicos de Rosario, Sergio Ricúpero, hizo énfasis en que, en este caso, se debe “investigar hasta las últimas consecuencias”. Agregó que los puestos laborales deben ser la prioridad, y que espera que el Estado esté en condiciones de resolver la situación.

Para Claudia Indiviglia, secretaria general del gremio de Trabajadores Estatales (Norte) e integrante de la multisectorial 21 F, la gestión nacional saliente  “debe responder por lo que pasa en Vicentin “. Mencionó que si las autoridades, tanto de la empresa como de la saliente gestión, deben ir presos “que vayan”. Por último apoyó la estatización, si es una medida que deba tomarse. 

Por último Oscar Barrionuevo, secretario general de Obras Sanitarias Rosario expresó que: “Ahora se empiezan a ver los desquicios del gobierno que se fue. Solo eran negocios para los amigos y esto huele a estafa a las arcas del estado. Debe investigarse y confiamos en que la gestión de Fernández, priorizará el cuidado de las fuentes laborales”, finalizó.