Difícil situación para el transporte en la ciudad.

Este viernes a la mañana, el ministerio de Trabajo fue el escenario de una nueva reunión entre las autoridades, los empresarios y el gremio UTA. Se mantiene una total incertidumbre con respecto a la distribución de subsidios por parte del gobierno nacional.

La situación es notoriamente complicada para la ciudad capital, debido a que se reducirán considerablemente los aportes al sector. Los empresarios mostraron una gran preocupación por la posibilidad de pago de salarios en el próximo mes. Cabe recordar que se estableció en las paritarias un aumento del 17,2 por ciento en los mismos.

Leer también: ¿Nuevo paro de transporte en Santa Fe?

El subsecretario de Transporte de la ciudad, Lucas Crivelli no se expresó aún en relación a esta situación. La semana próxima, las autoridades viajarán nuevamente a Buenos Aires para iniciar la firma de convenios que imponen un congelamiento de la tarifa de colectivos. El gobierno nacional estableció este punto como condición para recibir los subsidios.

La situación en la ciudad

El pasado mes de septiembre se logró cerrar un boleto a 29,90 pesos. Este monto es inferior al que se abona en otras ciudades. Esto fue debido a que Santa Fe recibió una suma de 24 millones de pesos mensuales, por utilizar el sistema SUBE. Estos aportes dejarán de llegar a la ciudad cuando se elimine la resolución N° 1086.

Leer también: Nación triplicará el monto de subsidios al transporte: qué pasa en Santa Fe

Considerando que el aumento salarial ronda los 14.700 pesos por chofer, y que Santa Fe consume unos 600 mil litros mensuales de nafta, los empresarios adelantan que habrá un faltante de 12 millones de pesos para que el sistema funcione correctamente. Recordaron también que la tarifa está desactualizada desde el pasado año.

Si bien la decisión de adherir al programa presentado por Nación depende de las autoridades provinciales, cada localidad deberá decidir si se suma o no a la nueva propuesta.

En cuanto a Santa Fe, la decisión es muy complicada. Si no adhiere no recibe nada. En caso de hacerlo le faltará la mitad de los montos que el sistema requiere. Al congelar la tarifa, no podrá recaudarlo desde el abono de los pasajeros. Por otro lado, se informó desde el municipio que las cuentas están en rojo para superar la situación.