Este martes por la tarde se desarrolló una reunión entre Nación, los representantes de Transporte de todas las provincias y ciudad de Buenos Aires. En el encuentro se cristalizó un acuerdo donde Nación hará un aporte para todos los servicios de transporte urbano e interurbano en el país. El Ministerio de Transporte de la Nación se comprometió a desembolsar 14.700 pesos por chofer y por mes; y 20 pesos por litro de gasoil.

Según el secretario de Transporte de la provincia, Osvaldo Miatello, significa “casi triplicar los recursos que llegaron el año pasado a Santa Fe” para subsidiar los boletos de colectivo. Este acuerdo, que regirá para los primeros 120 días del año, exige a las jurisdicciones congelar el precio del boleto por ese lapso.

Mejora

“En términos globales para la provincia es una mejora sustancial”, dijo Miatello. En los primeros cuatro meses de este año llegarán a la provincia cerca de 600 millones de pesos. Casi lo mismo que se recibió en todo 2019, cuando llegaron 650 millones de pesos.

Leer también Crivelli: “El transporte público será uno de los grandes desafíos de la gestión”

Luego, Miatello explicó que durante los 120 días por los que regirá el acuerdo logrado este martes, se va a trabajar en un análisis pormenorizado de cómo se están distribuyendo los subsidios a nivel país. “Sacar números más finos” para luego volcarlo en la redacción del presupuesto nacional que aún no fue aprobado por el Congreso.

“Hoy Nación está usando recursos sin tener el presupuesto asignado”, argumentó el funcionario. Al momento de trabajar el presupuesto se espera que se fije la política anual de subsidios. Y allí se va a completar la cantidad de recursos que van a llegar a la provincia para los ocho meses restantes. “Nunca va a ser inferior a esto, pero ahí se va a fijar una política definitiva”, adelantó Miatello.

Pero el funcionario también advirtió que hay dos resoluciones previas al acuerdo al que arribaron hoy Nación, provincias y ciudad de Buenos Aires. Son la 1085 y la 1086. La última no va a estar más. Se trataba de una resolución que distribuía discrecionalmente subsidios por kilómetro que era para las ciudades que no tenían Sube. Mientras que los que tenían el Sistema Único de Boleto Electrónico recibían los atributos sociales. Que significa que Nación se hace cargo de todos los descuentos sociales que se implementan en los distintos tipos de boletos. Eso va a impactar de manera distinta en cada una de las ciudades de la provincia y del país.