El mediocampista de Independiente Pablo Pérez remarcó su compromiso con el club y, aunque reconoció que existieron llamados desde Newell’s para tentarlo con un retorno, decidió quedarse en el Rojo “para revertir la situación”.

“Hablé con Newell’s, pero decidí quedarme acá. Yo me quedo acá y trato de hacer lo mejor para revertir la situación”, resaltó el volante en diálogo con la prensa desde Villa Domínico.

Luego de reafirmar su compromiso con el Rojo, el exjugador de Boca sostuvo que el objetivo para los últimos siete partidos es terminar “lo más alto posible para clasificar a la Copa Libertadores”.

Por otro lado, Pérez hizo referencia al nombramiento del nuevo capitán del equipo, algo que el entrenador, Lucas Pusineri, todavía no reveló: “Es una decisión del técnico. Él va a tomar una decisión y, al que le toque, lo vamos a apoyar a muerte, sea quien sea. Tenemos un grupo espectacular y eso se nota”, explicó el futbolista.

Al ampliar sobre la relación con el nuevo director técnico, el rosarino aseguró que se sienten “cómodos” y que “los entrenamientos son buenos, divertidos, dinámicos y muy físicos”, pese a que la pretemporada fue más corta de lo normal.

A modo de cierre, el exjugador de Newell’s explicó de qué manera planifican el duelo ante River del próximo domingo por la reanudación de la Superliga, si es que éste finalmente se termina jugando: “Hay que taparles los espacios, no dejarlos jugar y atacarlos, que eso les incomoda muchísimo”, cerró.