Foto de Twitter Brenda Rojas @brendarojas83

Rafaela marchó reclamando a las autoridades políticas por más seguridad. Miles de personas -se calculan unas 8 mil- caminaron de manera pacífica por el centro de la ciudad para finalizar la marcha en la plaza 25 de Mayo.

Allí, a través de un altavoz, el padre del chico muerto, Gustavo Glaría hizo algunas reflexiones sobre la decisión del juez de permitir que los procesados por la muerte del muchacho estén hoy en libertad.

“Al juez no le importa nada, los deja en libertad, para mí fue una vergüenza lo que hizo”

Estamos todos muy indignados después del fallo del juez. No había razón para liberarlos, están sueltos y tranquilos en sus casas. No nos queda más que unirnos como pueblo. Acá estamos, y vamos a seguir. Los necesitamos a todos haciendo su trabajo y cumpliendo con su tarea”, exclamó.

Leer también Caso Glaría: ordenan que los imputados continúen el proceso en libertad

En cuanto al acompañamiento de Rafaela de forma pacífica, Glaría destacó que “así somos los rafaelinos, el mensaje es que sigamos reclamando que alguien nos tiene que escuchar.
Rafaela cambió para mal, hace algunos años, desde que tuvimos un gobierno que se dedicó a traer gente que no labura, se dedicó a traer vagos, a traer gente que delinque, de gente que no nos gusta para Rafaela, y es momento darse cuenta de esos errores y empezar de nuevo: cambiar las leyes, cambiar lo que tengan que cambiar”, dijo Glaría.

“Ellos son nuestros representantes, nosotros los votamos y por eso deben cumplir con su trabajo”, puntualizó.

En cuanto al fallo del Juez Carlos, Glaría dijo que “lo recibimos con mucho dolor e impotencia. Lo de ayer (por el lunes) fue un golpe bajísimo del juez que imparte justicia, que desacredita el trabajo de la Fiscalía, que están haciendo una investigación extraordinaria. Al juez no le importa nada, los deja en libertad, para mí fue una vergüenza lo que hizo. Esperemos que esto sea un antes y un después».

A punto de comenzar la marcha, el padre de Gonzalo lo recordó como “un héroe que tenemos y que por eso estamos todos acá. Es un angelito que está trabajando para que hoy pueda hablar, para poder decir lo que sentimos como padres y como ciudadanos que nos damos cuenta que así no se puede seguir”, finalizó.