Dos periodistas de la ciudad de Reconquista fueron salvajemente agredidos mientras realizaban la cobertura de los hechos en el marco del juicio al sacerdote Néstor Monzón.

 

Primero fue Gustavo Raffín y ahora Leonardo Rolón, quien relató que cuando salía de tribunales se fue hacia calle Rivadavia donde tenía estacionado el auto “y allí empezaron a agredirme los familiares de Monzón. Primero una rubia, flaquita, quien me empezó a pegar en la cara y en la cabeza, antes hubo insultos y después llegó alguien de atrás y me pegó con algo en la cabeza. Digo con algo por lo que me dijeron los médicos porque tengo un corte en la cabeza donde me hicieron un par de puntos en el Hospital”.

Añadió que luego de los golpes “me quedó totalmente nublada la vista, me zumbaban los oídos y ahí llegó el presidente de la Vecinal Barrios Unidos que se puso arriba mio a cubrirme y allí pararon y empezaron a gritar ´rajemos antes que venga la policía´ que estaba en la puerta de tribunales”. Y se fueron llevando la cruz y la imagen de la Virgen con la que suelen andar por todos lados hace 4 años gritando la inocencia del ahora condenado sacerdote.