A dos años de los incidentes en Congreso, la exministra de seguridad cuestionó el proyecto de triple emergencia que impulsa Alberto Fernández.

La ex ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich criticó este miércoles la ley de emergencia económica que impulsa el Gobierno, al asegurar que “las 14 toneladas de piedras” que se lanzaron a fines de 2017 durante el debate por la reforma previsional “se las tendrían que devolver duplicadas”.

“Esto es algo inédito; algo nunca visto. Estuve 12 años en el Congreso y nunca vi una ley como esta. Permite cambiar todo el Estado, todos los impuestos, todas las alícuotas. Cambia las reglas del juego. Serían los superpoderes más grandes de la historia argentina; los más brutales. Quieren anular el Congreso”, planteó Bullrich.

En diálogo con A24, ex funcionaria, actual presidenta del PRO, adelantó que Juntos por el Cambio no dará quórum en Diputados y afirmó que ese espacio “está unificado en la idea de no permitir este atropello”.

Y justificó: “En el artículo 85 pueden cambiar la carta orgánica del Banco Central, cerrar la Unidad de Información Financiera, destruir o cerrar cualquier organismo público sin que nadie se entere, anular el Ejército… podemos terminar siendo Costa Rica, un país sin Ejército. No necesitan pasar por el Congreso para cambiar ningún tipo de estructura, institución ni empresa descentralizada. Este proyecto es de un nivel de brutalidad que no puede escribirlo alguien que alguna vez haya tenido alguna noción de lo que significa la división de poderes”.

 

De aprobarse el proyecto oficial, señaló Bullrich, el sistema de Gobierno “quedaría con dos poderes”: “Y solo por ahora. Con este nivel de cantidad de elementos que cambian tienen poder para hacer lo que quieren con la Justicia. Pueden cambiar absolutamente todos los impuestos, algo prohibido. La materia impositiva, como la penal, no pueden modificarse sin pasar por el Congreso”.

La ex titular de la cartera de Seguridad dijo que se opondrán a la ley en su totalidad, porque “cambiarle una pastillita es dejar la esencia intacta”.

“Esto no debería haber venido al Congreso. Esto (cambiar algunos artículos) están justificando algunos bloques para votar a favor. Es una vergüenza lo de Roberto Lavagna​. Hay una estrategia de comprar diputados y hacer roscas poco claras como la que hicieron con Lavagna. Por supuesto que no vamos a dar el quórum y si hay quórum vamos a votar en contra. Como sacamos muchos votos y somos oposición, no quieren que tengamos ni voz. No se puede votar esta ley.”, agregó.

“Hay otro tema que quiero plantear: las 14 toneladas de piedras que nos tiraron a nosotros por la reforma previsional se las tendrían que devolver duplicadas, una por una. Lo que están haciendo con la jubilación es no respetar la fórmula que votó el Congreso, que ahora hubiera dado un pico de aumento por encima de la inflación. Y además significa hacer los aumentos por decreto para achicar la pirámide y aumentar solamente a los de abajo, algo que está bien, pero van a dejar de generar movilidad jubilatoria. Vamos a tener más jubilados, más pobres“, opinó.

Y terminó con críticas al presidente Alberto Fernández​, al asegurar que “todo lo que dijo hace una semana sobre la unidad lo acaba de anular con esta ley”.

“Fernández criticó el modelo chileno. Bueno, vamos a eso. Aquel que aportó más plata va a tener la misma jubilación que los de abajo. Nos tiraron 14 toneladas de piedras por esto; y ellos sabían que este era un sistema que había que cambiarlo. Esta es la brutalidad de la democracia argentina. Ellos sabían que era algo que había que hacer (cambiar la fórmula de las jubilaciones). Lo nuestro era algo mucho más suave. Ahora es una brutalidad que va a empobrecer a la mayoría de los jubilados”, cerró.