De a poco las familias fueron dejando el Polideportivo y volvieron a sus domicilios. La Municipalidad, a través de sus equipos de salud, le entregaron kit de limpieza y elementos básicos. Se les hará un seguimiento.

 

El lunes por la tarde las 12 familias que estaban albergadas en el Polideportivo L aTbalda, en el noroeste de la ciudad, dejaron el recinto y retornaron a sus viviendas.

Tras las intensas lluvias caídas durante el fin de semana, la Municipalidad tuvo que habilitar ese espacio para asistir a las familias que habían sufrido las consecuencias del temporal.

“Comenzamos a acompañar a las familias a sus viviendas con movilidad, trabajadoras sociales y funcionarios a cargo; por la tarde cerramos el centro (de La Tablada) y quedó solamente operativo el de la vecinal Schneider”, dijo la Secretaría de Políticas de Cuidados y Acción Social de la Municipalidad, María Victoria Rey. Allí quedaban ocho familias hasta la tarde de ayer lunes, con la expectativa de que ya hoy regresarían a sus casas.

Rey aseguró que todas las familias recibieron un kit de limpieza, con un instructivo preparado desde la Dirección de Salud, y con colaboración de la Cruz Roja, además de un control de salud. A partir de mañana se va a visitar a los grupos que estuvieron evacuados “para darles acompañamiento y conocer situaciones de habitabilidad y ver si hay situaciones urgentes que atender”.

La funcionaria remarcó el trabajo de todos los empleados del municipio, especialmente de los de la Dirección de Salud, Acción Social, cuadrillas en territorio y Depósito municipal, que fueron de gran ayuda para el trabajo de conducción que llevó adelante la recién ingresada gestión de gobierno. “Queremos hacer un acompañamiento integral, conocerlos, y volver en los días siguientes para ver qué necesidades tienen”, añadió.