Así lo confirmó el gerente de ASSA Reconquista, Claudio Tascón, quien indicó que “de a poco comenzamos a mandar agua y levantando de a poco la presión para ver cómo reaccionan las cañerías.

 


“En el día de la fecha (viernes) comenzamos el bombeo a la cisterna nueva, por ahora vamos a trabajar con las dos plantas y durante el fin de semana se harán algunos ensayos. El lunes comenzaremos a mandar un poco más de presión en valores para mejorar el servicio”, indicó Tascón.

Precisó que “con esto vamos a duplicar la cantidad de metros cúbicos, dependerá de la demanda que vayamos teniendo y de cómo se vaya comportando la red”.

Indicaron que los vecinos de la ciudad podrían llegar a tener alguna turbiedad en el agua, pero que es totalmente normal.