El pasado 18 de junio, el joven que ayer apuñaló al comerciante, había robado un kiosco en Boulevard y Laprida y se dio a la fuga. En inmediaciones del Puente Colgante, el delincuente fue interceptado por la policía. Al sentirse arrinconado, el hombre abandonó el rodado y se tiró a la laguna Setúbal.

 

En ese momento el joven de 18 años fue detenido y trasladado a la comisaría 3ra.

Se trata de la misma persona que ayer apuñaló a un comerciante en un asalto al local “Gama Sport”, sito en Obispo Gelabert y San Martín.

En esta oportunidad, su víctima fue Gabriel Otte (30), que debió ser intervenido quirúrgicamente y lucha por su vida en el hospital Cullen, luego de recibir tres puntazos y poner en riesgo sus órganos vitales.


LEER MÁS: Robó y se tiró a la laguna Setúbal porque lo perseguía la Policía


El joven delincuente, conocido como “Churrito” fue detenido poco después en San Martín y Cándido Pujato. Todo indica que se le abriría una causa por tentativa de homicidio y robo, ambos calificados por el uso de arma blanca.

Sus antecedentes son: en abril de 2019 fue apresado por hurto por escalamiento; en mayo por robo calificado por el empleo de arma de fuego; también ese mes por amenazas calificadas y robo.

En junio de este mismo año por robo y en julio por encubrimiento.

En tanto, en agosto se le había dictado prisión preventiva con alternativas por eso se encontraba en libertad.