El presidente Mauricio Macri votó pasado el medio día y pidió “calmar la ansiedad” respecto a la publicación de los resultados.

El presidente Mauricio Macri llegó minutos después del mediodía de este domingo a la Escuela Nº 16 “Wenceslao Ponce”, en barrio porteño de Palermo, saludó y entregó facturas a las autoridades de mesa, se sacó fotos con varios de los presentes y votó.

Mauricio Macri, aseguró que mañana estará desde muy temprano “trabajando en la Casa Rosada en cualquier escenario” que surja de las elecciones de este domingo.

Pocos segundos estuvo en el cuarto oscuro y, tras sufragar, habló unos minutos con los periodistas presentes.

“Tenemos que estar todos contentos, la gente está votando, en paz, esperemos que siga todo el día de esta manera”, comenzó el jefe de Estado.

Enseguida remarcó que “tuvimos récord de votantes en el exterior” y afirmó que se trata de “una votación histórica”.

Aunque remarcó que “estamos en veda”, al ser consultado por su consideración de lo que se juega en estos comicios, el Presidente no dudó en responder: “Dos visiones de futuro”.

Luego pidió “calmar la ansiedad” y esperar hasta “después de las 9 de la noche que salgan los primeros datos”. Y también destacó que “si el resultado es parejo” habrá que esperar “mucho más”, en sintonía con lo que afirmó durante la mañana el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Acompañado por su esposa, la primera dama Juliana Awada y el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis .
“La gente está concurriendo a votar en paz. Es otro día de fiesta para nuestra Democracia, respetando el voto de cada uno y esperemos que transcurra todo el día de esa manera“, dijo el mandatario nacional y señaló que la información de los fiscales del oficialismo indicaba que la elección transcurría con “normalidad”.

Macri pidió su deseo de que “siga todo como hasta el momento, que es una maravilla la gente yendo a votar. Que tengamos la elección con mayor participación desde 1983“.

“Esperemos hasta después de las 21:00, cuando empiecen a salir los datos provisorios. Hay que calmar la ansiedad, estamos todos ansiosos. Yo me voy para (la quinta privada) Los Abrojos a almorzar con mis hijos”, señaló.

Al ser consultado sobre las sensaciones personales, Macri contestó: “Siento poder tener la confianza de los argentinos para terminar construyendo esa Argentina que soñamos. Pido que estemos tranquilos, porque la Argentina tiene un gran futuro por delante”.