Este martes a las 20hs se realizó la marcha en pedido de seguridad y justicia por las muertes y los hechos de violencia que se sucedieron en los últimos días.

 

La caravana de personas arrancó en Plaza de Soldado y desde allí caminaron hacia Plaza de Mayo en busca de respuestas a las autoridades ante estos hechos de violencia.

La gente concurrió vestida de negro, con pañuelos y globos de ese color.

Los carteles que se sostenían no sólo tenían el nombre de Maxi, también se podía leer “Lucas Pirovano, Natalia Catan, Diego Román, Augusto Paulón, Julio Cabal, Ariel Castelló”. Todas víctimas de la violencia.

A la marcha también se hicieron presentes Inés Massino y Alejandra D’ambra, mamás de Julio Cabal y Augusto Paulón, respectivamente. Ambas se fundieron en un cálido abrazo con Azucena, la mamá de Maxi.

También estuvieron la esposa de Horacio Borda, las hermanas de Lucas Pirovano y la mamá de Dieguito Román.

“Era una excelente persona, todos los días con una sonrisa. Era un chico bueno, pero de verdad y todo lo que tenía se lo ganaba trabajando, los que hicieron esto tienen que pagarlo e ir preso de por vida” dijo Azucena