Así lo expresó el intendente al visitar el predio cedido por la Ciudad a la Sociedad Protectora de Animales. A partir de un proyecto impulsado por el mandatario, el espacio donde funciona desde hace 40 años, pasó a pertenecer definitivamente a la organización. 

 

“Estamos muy satisfechos por esta escrituración definitiva que realizará la Sociedad Protectora de Animales, de estos terrenos que estaban prestados por el Municipio de Santa Fe y que ahora van a ser de su propiedad, después del trámite que se ha realizado”, señaló el intendente José Corral al visitar este lunes por la mañana el predio donde funciona desde hace 40 años la Sociedad Protectora de Animales, en Camino Viejo a Esperanza y Diagonal Obligado, en el noroeste de la ciudad.

Cabe recordar que el espacio fue cedido definitivamente a la entidad la semana pasada, tras la aprobación por parte del Concejo Municipal de un proyecto impulsado por el mandatario. Se trata del predio que era utilizado por la ONG a través de un contrato de comodato que data de 1979, con sucesivas renovaciones.

“Realmente nos da mucha satisfacción, porque es un reclamo de más de 40 años de una institución que además tiene más de 60 años de antigüedad y que fue pionera en el proteccionismo animal en el país“, valoró José Corral, que estuvo acompañado por el secretario de Ambiente y Espacios Públicos, Mariano Cejas y la presidenta de la ONG, Lorena Arber, entre otros funcionarios.

En equipo

El intendente José Corral destacó que la cesión de este predio es parte de “un trabajo que el municipio viene realizando en la Casa de las Mascotas, con nuestros profesionales, pero también con las instituciones que hacen un trabajo inestimable, y donde la Sociedad Protectora de Animales tiene un trabajo señero en la ciudad”. “Ojalá que ahora, que ya tienen la propiedad del terreno, puedan gestionar fondos para mejorar la infraestructura y seguir creciendo en esta tarea tan importante que realiza la sociedad protectora de animales”.

Cabe recordar que a partir de ese trabajo conjunto con diferentes organizaciones que se dedican al cuidado y bienestar animal, el Gobierno de la Ciudad creó las dos Casas de las Mascotas, una en el Parque Garay y otra en el Jardín Botánico del Parque del Norte.

Más allá de la importancia de contar con un espacio propio, José Corral sostuvo que debe ser “un lugar de paso, porque no queremos que los animales estén aquí mucho tiempo, sino que sean recuperados, adoptados y tengan bienestar y calidad de vida”. “Todos tenemos con los animales, en especial con los de compañía, con nuestras mascotas, una relación de afecto que nos hace mejores personas y que nos humaniza. Por eso, cuando tratamos bien a los animales, también estamos mejorando la ciudad”, argumentó.

Sueño concretado

“Para nosotros es una alegría enorme. Es un anhelo de muchos años. Un sueño hecho realidad”, expresó Lorena Arber, presidenta de la presidenta de la ONG al referirse a la cesión definitiva del terreno. En ese sentido contó que desde “hace tres años empezamos a reconstruir el refugio con mucha ayuda y eventos que hemos hecho, y teníamos esa incertidumbre que si se llegaba a necesitar el terreno nos lo iban a pedir, nos íbamos a quedar sin el lugar y tendríamos que empezar de nuevo. Con esto, la institución va a seguir trabajando mucho más, vamos a seguir haciendo caniles y más lugares y espacios para los animales”.

Actualmente, en ese espacio, atienden “cerca de 700 animales. Estamos trabajando con denuncias de maltrato de animales que no son bien atendidos o los tienen atados. Nosotros vamos a los domicilios y si consideramos que el animal está en pésimas condiciones se retira, y si no, se habla con la gente y se trata de que tomen conciencia en cómo debe tratar el animal. Pero además, vienen muchos a dejarlo aquí en la puerta. Este es otro tema, porque la idea es que aquí se recuperen y después darlos, y no, que esto sea un depósito de animales”, resaltó.

La organización

Fundada en 1958, la Sociedad Santafesina Protectora de Animales es pionera en el trabajo de los derechos de las mascotas, realizando el rescate y contención de gran cantidad de perros de la zona, albergando en la actualidad a casi 700 perros en sus instalaciones que mejoran año a año con el aporte de los socios, la realización de eventos y la recepción de donaciones.

En el presente, la ONG tiene 1.611 asociados que, gracias a su contribución, posibilitan que se brinde atención a los animales las 24 horas del día, los 365 días del año. Es así que en el predio ubicado sobre Camino Viejo a Esperanza, con el trabajo de seis empleados y voluntarios, no solo reciben atención los animales que se alojan en el lugar sino también los de la zona y se realizan distintas cirugías de traumatología y castraciones, entre otros servicios que se prestan de forma gratuita, con el aporte de los socios.