Con el descubrimiento de una placa, ubicada en el primer piso de Rectorado, que rescata la introducción de los derechos indígenas en la Constitución argentina se conmemoraron los 25 años de la reforma constitucional. La actividad fue presidida por autoridades de la UNL, del Equipo Nacional Pastoral Aborigen, la Municipalidad de Santa Fe, y participaron referentes y numerosos miembros de las comunidades aborígenes de la Argentina.

La Universidad Nacional del Litoral (UNL) realizó un homenaje a los pueblos aborígenes, en un acto realizado en el primer piso de Rectorado, al cumplirse 25 años de la reforma constitucional que introdujo los derechos humanos indígenas en la carta magna.
Durante el acto se descubrió una placa que reza “Equipo Nacional Pastoral Aborigen, 25 años de reconocimiento de la preexistencia indígena y sus derechos. 1994 – 11 de agosto – 2019. Reforma Constitucional – Universidad Nacional del Litoral”, y estuvieron presentes representantes de las comunidades Wichi de Formosa, Pilagá de Formosa y Chaco, Mbya de Misiones, Kolla de Jujuy, Mocoví de Santa Fe, Quom de Santa Fe y Quom de Chaco.
El acto fue presidido por autoridades de la UNL, a través del Programa de Derechos Humanos de la Secretaría de Extensión Social y Cultural, la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales (FCJS), el Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (Endepa), la Asociación Parque de la Constitución y el Gobierno de la ciudad de Santa Fe a través de la Secretaría de Cultura.
La secretaria de Extensión Social y Cultural, María Lucila Reyna, recordó el trabajo de los convencionales constituyentes y destacó la trascendencia y el rol histórico de los pueblos aborígenes para la introducción de sus derechos. “Estos ‘convencionales de pasillo’ -como se los llamó a los miembros de la comunidad aborigen- mediante su activismo, convencieron a cada uno de los convencionales para que se incluyan los derechos de los pueblos indígenas dentro de la Carta Magna porque no estaban contemplados. Gracias a su aporte los convencionales introdujeron los Derechos Indígenas a través de la incorporación del Inciso 17 en el Artículo 75”.
El aniversario por los 25 años de la reforma constitucional permite dar cuenta de un proceso histórico, de sus luchas y resistencias, triunfos y retrocesos, pero también da marco para pensar una perspectiva estratégica sobre la que moldear el futuro. “La Constitución Nacional es un documento vivo que necesita que todo el tiempo se reivindiquen los derechos que consagra. Sabemos como Nación Argentina que aún hay mucho por hacer: si bien la educación bilingüe está consagrada, en muchos casos no se lleva a cabo, por ejemplo”, concluyó la secretaria de Extensión Social y Cultural.

Resistencia y lucha por los derechos

La coordinadora Nacional de Endepa, por la Región NOA, María Josefa Ramírez, sostuvo que a fuerza de resistencia tenaz y de lucha, los pueblos y comunidades aborígenes supieron imponer varias de sus demandas democráticas, logrando amplios reconocimientos. “Estos cambios se dieron luego de 178 años, en los que sucedieron muchos hechos en contra de los indígenas: genocidios, olvidos, invisibilización de todo un plan de educación. Están los derechos reconocidos que son fundamentales e importantes, pero también creo que las sociedades, instituciones y, como lo es en este caso la Universidad, colabora para que esta situación se revierta”.
Los pueblos originarios poseen un enorme potencial estratégico en alianzas, en este sentido la coordinadora nacional mencionó que “en este momento hay 42 naciones que están reconocidas” y continúa: “A medida que van adquiriendo derechos y reconocimientos, los pueblos van emergiendo de la oscuridad. Todo eso hace que los indígenas se sienten más fortalecidos y se animen a manifestar su identidad”.
Luego del descubrimiento de la placa, los miembros de las comunidades realizaron una visita por la Manzana Histórica, y puntualmente por el Paraninfo, recinto en el que sesionó la Convención Constituyente en 1994, para continuar con las actividades y paneles en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales.
En el acto estuvieron presentes también los secretarios General de la UNL, Adrián Bollati; de Desarrollo Institucional e Internacionalización, Pedro Sánchez Izquierdo; el decano de la FCJS, Javier Aga; la directora de Diversidad Cultural de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Santa Fe, Florencia Platino; lideres de las comunidades aborígenes y sus miembros, docentes y público general.

Actividades previstas

Audiovisual, fotos y plantación de algarrobos
Por la tarde, desde las 15, en el Parque de la Constitución se proyectará el audiovisual “El final de una larga espera” realizado por Endepa con la presentación del Pbro. Francisco Nazar. Posteriormente, se presentará la Muestra fotográfica “El futuro está en el monte” ACDI y el libro fotográfico “Raíz y Cielo” de Nicolás Heredia. También se hará una plantación de algarrobos, con la presencia de vecinos de los barrios Santo Domingo y Las Lomas y el equipo de extensión de la Facultad de Humanidades y Ciencias, la Fundación Hábitat y Desarrollo y el Gobierno de la Ciudad. Para cerrar habrá un espacio para compartir la experiencia vivida durante la Convención con la presencia de Alfredo García, pilagá, Formosa, y Elva Roulet, ex convencional Constituyente.

En Sauce Viejo

En la segunda jornada, el viernes las actividades se realizarán en el Predio del ISEF en Sauce Viejo, lugar donde estuvieron alojados los miembros de comunidades aborígenes durante las semanas que duró la Convención, donde colocarán una placa alusiva y habrá una mesa de intercambios con la coordinación de Mabel Quinteros.