Ante los reiterados reclamos y la falta de respuesta de la empresa, la mujer reclamante realizó presentaciones ente la Comisión Nacional de Comunicaciones y la Dirección de Comercio de la provincia de Santa Fe. Posteriormente se presentó en tribunales.

Un juez de Rosario condenó a la empresa Telecom a pagar 300 mil pesos por los reiterados cortes a una abonada. Según la sentencia, quedó determinado que la reclamante entre abril de 2010 y octubre de 2018, no tuvo ese servicio por un año y medio y el de internet por casi 10 meses.

El juez en lo civil y comercial Marcelo Quaglia considera en la resolución que “Telecom ha incumplido el contrato de provisión del servicio de telefonía básica e internet”.

Entiende el magistrado que la abonada padeció trastornos, como tensión, ansiedad, agotamiento, cansancio, frustración y modificación de la vida cotidiana.

Agrega que “no es admisible que la persona que solicita durante varios años la prestación de un servicio en debida forma no sufra daño moral”. Sostiene también que “la abonada padeció trastornos, como tensión, ansiedad, agotamiento, cansancio, frustración y modificación de la vida cotidiana”.

Remarcó el magistrado en su sentencia, que Telecom ha demostrado “un claro desinterés y desprecio por las necesidades y requerimiento del cliente”.

El juez Quaglia condenó a Telecom Argentina a pagar 300.000 pesos más los intereses correspondientes. De ese monto 250.000 pesos corresponden a daño punitivo. Cincuenta mil pesos de la multa civil deberá abonarlo a la clienta y el resto a una institución de defensa del consumidor.