Lo acusan de 31 hechos de facilitamiento y distribución de pornografía infantil desde su computadora personal.

Imputaron a un joven de 26 años, estudiante de la carrera de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Como autor de los delitos de distribución y tenencia de material pornográfico infantil y prostitución infantil, en concurso real. En total, le endilgan 31 hechos de facilitamiento y distribución.

La medida se tomó en el marco de una investigación por pedofilia que se inició en un juzgado de Buenos Aires. Y recaló en la unidad de Delitos Sexuales del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Rosario. Las partes acordaron que quede en libertad, con restricciones, mientras sigue sujeto al proceso.

Los inicios

La pesquisa se inició a partir de la investigación de un juzgado de Faltas y Contravencional de la ciudad de Buenos Aires (Caba). A partir de la cual se determinó que el material pornográfico se disparaba desde una computadora de Rosario. Cuyo número de IP fue asignado a Martín Alejandro K.

Entre otros antecedentes, el imputado se postea en la red social laboral Linkedin como estudiante de la Facultad de Ciencia Política de la UNR. Donde figura como docente adscripto en la Cátedra de Historia Latinoamericana y Argentina III con intensa actividad académica. Y como asistente ejecutivo en un emprendimiento inmobiliario de Fisherton, entre otros trabajos.

En general, el caso que lo tiene como sospechoso sale a la luz cuando el organismo que se encarga de combatir los delitos sexuales contra niños (National Center for Missing and Exploited Children) detecta los contenidos y logra identificar la IP del dispositivo. Luego notifica sobre el usuario a las autoridades judiciales de cada país.

Lo cierto es que la fiscal le achacó la “distribución de material pornográfico infantil, prostitución infantil, hecho consumado y todos en concurso real; facilitamiento y distribución de pornografía infantil, 31 hechos en concurso real, en calidad de autor y consumados; tenencia de pornografía infantil con fines inequívocos de distribución, en concurso real, consumados y en calidad de autor”.