Alejandra D´Ambra es la madre de Augusto Paulón, un joven asesinado en una plaza de barrio Escalante en 2018. El autor confeso del crimen está en prisión y fue incorporado al plan de resocialización Nueva oportunidad.

(De la redacción de Sin Mordaza) “Es algo legal, es algo que le permite salir hasta tres veces al año, por dos horas. Siempre y cuando tengan buena conducta y justo coincidió con el día de mi cumpleaños y fue terrible”, contó Alejandra D’Ambra al aire de Cadena Oh!

Leonel C. es el autor confeso del homicidio de Augusto Paulón. Al momento de cometer el crimen tenía 17 años y quedó en prisión preventiva a la espera del juicio que determine la condena. El recluso está acogido al plan Nueva Oportunidad, que consiste en resocializar a presos. Entre otras cosas, implica un plan de capacitación laboral y la posibilidad de tomar contacto con familiares y, en alguna que otra oportunidad, disfrutar de momentos de esparcimiento.

Cómo sigue la causa

“Con respecto a este chico que era menor de edad cuando le disparó a mi hijo, está todo frenado. La defensa de este chico todavía necesita juntar pruebas y falta cerrar eso. Para que se disponga una fecha de juicio. Y el que manejaba la moto, que es mayor de edad, falta la fecha, que se de la audiencia preliminar y ahí se dispone la fecha de juicio”, dijo Alejandra.


Te puede interesar Caso Augusto Paulón: “No vamos a aceptar juicio abreviado”

Mas allá de que estos chicos tengan una ley que los ampara, que les permite salir, para mí es injusto. Yo no pude compartir con mi hijo un feliz cumpleaños. Es totalmente injusto que vaya a su casa aunque sea un par de horas

“Qué país que tenemos. Desde que falleció Augusto yo estaba alerta, porque estaban prófugos -el asesino y el cómplice- y además de ver a tu hijo en un cajón. Tenes que lidiar con esto, porque este chico sale. Sale con custodia pero es injusto. Así no le enseñás que está mal matar“, analizó la mamá de Augusto.

“A alguien que mató, le están dando la libertad de a puchitos porque ni siquiera se arrepintió. Todavía no tiene condena”.

“Yo recién ahora puedo llorar a mi hijo. Porque estaba a la expectativa de lo que pasaba. Esto es una partecita de lo que la gente puede leer de una mamá cuando le matan un hijo”, dijo Alejandra.