Fue cuando llegaba a un reconocido restaurante del centro de la ciudad para cenar con el Gobernador Juan Schiaretti.

 

El miércoles a la noche, en Córdoba, cuando llegaba para cenar con el gobernador de la provincia, Mauricio Macri quedó cara a cara con un hombre que lo increpó. El jefe de Estado caminaba por la vereda a metros de un reconocido restaurante del centro de la ciudad, donde lo aguardaba Juan Schiaretti. Entre camarógrafos, iluminadores, asistentes y periodistas, también había un grupo reducido de vecinos y seguidores. Algunos lo alentaron, pero uno de ellos se le acercó demasiado, franqueando al personal de custodia.

Todo ocurrió en 30 segundos. “Has vaciado el país”, le dice varias veces el hombre que se le acerca, y que finalmente es apartado por la seguridad del mandatario. Mientras tanto, se escucha que otras mujeres gritan: “Vamos Mauricio”. El Presidente sigue caminando, sonríe y mira atento, pero no pierde la calma.

El hombre -que tal como se ve en las imágenes, tiene una campera color mostaza y lleva una mochila gris- se sacó fotos con los invitados a medida que iban llegando. Incluso se hizo una selfie con Schiaretti, según informó el diario La Voz del Interior. Minutos después, se puede ver cómo Macri camina rumbo a la entrada del restaurante Papagayo y esta persona empieza a gritarle e insultarlo desde muy cerca. Al ser alejado del lugar, expresó: “Tengo derecho a insultar a quien quiero”. No quedó detenido.

Tras el incidente, la policía montó un vallado de seguridad. Varias personas se acercaron para presenciar la salida del líder de Cambiemos y del gobernador. Cuando se retiraron del lugar, también hubo gritos de insulto y aliento, sin embargo, no hubo nuevos incidentes.