Lo aseguró Matías Mascheroni, remisero de Santo Tomé. Que participó de la reunión que mantuvieron los trabajadores de este servicio de Santa Fe y la región, con autoridades policiales.

 

El viernes pasado, taxistas y remiseros de Santa Fe y la región mantuvieron una reunión con autoridades policiales para tratar la problemática de la inseguridad.

De la convocatoria participaron, entre otros, el jefe de la Unidad Regional Nº 1, Ricardo Motta. Fue una extensa cita que se prolongó por casi 3 horas y en la que los damnificados presentaron una serie de pedidos.

“Brindaron datos e información sobre los Corredores Seguros, los que desde ahora van a ir rotando permanentemente. Pero además nos dieron la posibilidad de intercambiar ideas sobre dónde podrían estar”, explicó Matías Mascheroni, vocero de los remiseros de Santo Tomé.

Uno de los principales cuestionamientos pasó por el accionar de los policías encargados de desarrollar los controles en los referidos corredores.

“Vemos a los agentes haciendo otra cosa y mirando permanentemente el celular”.

“También nos comentaron todos los pases a disponibilidad que hay justamente por esto, por policías que en vez de hacer lo que tienen que hacer, están mirando el teléfono”, agregó Mascheroni, quien aclaró que “no son todos los que tienen este tipo de actitud desaprensiva”.

Sin filtros

En concreto, el remiseros santotomesino requirió que les presten más atención porque a veces “hacemos señas de luces en momentos en los que estamos ‘apretados’ y no nos hacen caso”.

Por otra parte, Matías recordó que también se analizó la posibilidad de conectar directamente los botones de pánico con el 911. En el presente cuando se acciona este sistema, manda una señal a la central donde hacen un filtro y evalúan si llamar a la Policía o no.

En tanto adelantó que dentro de unos 30 días volverán a tener otra reunión con autoridades policiales, para hacer un balance.

“Si bien en Santo Tomé no estamos tan mal como en Santa Fe, ésta es una situación que nos golpea a todos y por eso estamos trabajando en conjunto para intentar mermar los violentos robos que estamos sufriendo”, completó Mascheroni.