El plantel de Colón llevó adelante un entrenamiento en su predio con unos minutos donde la prensa pudo acceder a observar los movimientos, con la posterior conferencia del entrenador Pablo Lavallén.

El DT en su inicio reconoció que “es un torneo nuevo, hay que cambiar el chip, sin dudas la victoria o el pasaje de fase con Argentinos motiva, mantiene al equipo bien, contento y con la buena predisposición. Pero ya pasó, empieza otro torneo donde tenemos que hacer una buena temporada. Hay que tratar de revalidar lo que hicimos en Sudamericana, con la cabeza puesta en Patronato, sabiendo que lo que se consiguió quedó atrás”.

Acto seguido el interés de los medios, entre los que estaba UNO Santa Fe, fue saber qué equipo pondrá el sábado en el Brigadier López, y el conductor emitió un parte con varias ausencias, al acotar que “Alex (Vigo) se dobló el tobillo, lo de Luis (Rodríguez) es algo que viene arrastrando del último partido con River (Uruguay), sintió una molestia, tenía un pequeño desgarro, en un músculo de la cadera porque es interno, se le cicatrizó pero en la pretemporada al no estar trabajando con los médicos, a la hora de competir le empezó a molestar, lo charlamos con él y decidimos que juegue estos dos partidos. Ahora charlamos con él, arranca otro torneo y no podemos arriesgarnos a perderlo, lo hablamos con los médicos”.

Hay dos casos sin resolver respecto a nuevas caras que tendría el plantel definitivo. Una es la situación de Federico Lértora y otra era la del uruguayo Da Luz (por la tarde firmó su vínculo y fue presentado). En este sentido, el DT de Colón enfatizó: “Hasta que no se cierre no puedo dar ninguna apreciación, Lértora sé lo que nos puede dar, como no lo tenemos todavía no puedo hablar ni de Da Luz, aunque falta nada para que sea jugador de Colón”.

En otro tramo de la charla, Lavallén dio su impresión respecto a la posibilidad de tener dos jugadores por cada posición. Al respecto acotó que “el sueño de todo entrenador es tener el problema de tener que elegir, no se terminó de completar el equipo, se fueron cinco y llegaron por ahora tres, quizás lleguen algunos más. Cuando se cierre el libro de pases haremos el esqueleto. Hay lugares donde habrá dos jugadores confiables por puesto, en otros uno de jerarquía y otro un escalón más abajo. Me parece que nos falta un jugador de punta y otro arquero que nos pueda dar más experiencia que Chicco, esas serían las posiciones para completar un abanico de refuerzos que es bueno, contratamos bien, hay que darle una idea y un estilo”.

El técnico de Colón también se detuvo a considerar los jugadores que pueden ocupar en el plantel la posición de 9 de área. Por eso deslizó que “después del partido con Argentinos Juniors tuvimos una charla con un pizarrón para que se den cuenta las características que tienen ellos y participen. Cuando le llegó el turno a los delanteros, Sandoval, Leguizamón y Morelo se catalogaron de tener referencia dentro del área. Para mi Legui puede ser un 9 pero se tira atrás y apoya, Sandoval es más de área pero físicamente desde mi punto de vista no está en nivel óptimo, en el roce termina en el piso muchas veces. Wilson puede arrancar del medio y hacer alguna diagonal, yo no lo considero un 9 de área. Al Pulga la usamos en ese lugar para que haga algún trabajo y que un central lo siga”.

En el tramo final, Lavallén puntualizó en este tiempo las tareas que llevó adelante con el resto del cuerpo técnico, al agregar que “hicimos una buena pretemporada, dentro de lo que se pudo no hubo lesionados graves, eso eso es importante. Ahora estamos mejor a nivel físico, tenemos que darle más fútbol al equipo, con una idea futbolística que podemos lograr, sin dudas tenemos que tener claro cómo jugar y de qué forma, intenso, dejando todo, tirándose de cabeza como hizo Olivera o chocando un cartel como Vigo. Todo eso es innegociable, más allá de aprender a darle bueno uso a la pelota cuando la tengamos”.