Miguel Lifschitz
El gobernador dijo que “si algún socialista díscolo quiere hacer otra cosa, no cambia nada”.

 

Un cruce de opiniones de magnitud se dio entre ayer y hoy, y tiene como eje la postura del Socialismo en las próximas elecciones. Si bien, al parecer, la idea es acompañar a la tercera posición que ofrece Alternativa Federal con Roberto Lavagna como candidato a presidente y Juan Manuel Urtubey como vice, declaraciones a ésta radio del diputado provincial Eduardo Di Pollina mostraron otro camino.

En diálogo con el programa Al Derecho y al Revés el legislador dijo: “Hemos hecho público un posicionamiento que discutimos ampliamente, y la conclusión clara y unánime fue que Lavagna no representa al socialismo santafesino. Por eso, decidimos no acompañar esta propuesta”.

Además insistió en que “Macri es el límite“. Ante las pocas fórmulas que quedan para respaldar, Di Pollina manifestó que “en las próximas semanas vamos a definir a qué fórmula apoyaremos que sea del campo nacional y popular que pueda derrotar a este proyecto político”.

Consultado sobre si apoyarán el binomio Fernández-Fernández sostuvo que “es una posibilidad, lo tenemos que analizar, pero lo que sí está claro es que el límite nuestro es el proyecto macrista que está llevando al país a una verdadera encrucijada, y 4 años más de gobierno macrista tendría efectos devastadores para el país”.

Las declaraciones hicieron ruido dentro del Socialismo y las respuestas no tardaron en llegar.

El diálogo con la prensa, el gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, dio su versión sobre la postura del Frente con respecto a las elecciones nacionales y el apoyo a la fórmula presidencial elegida.

“No me sorprende lo que dijo Di Pollina acerca de no votar ni trabajar por la fórmula Lavagna- Urtubey” dijo el mandatario.

Asimismo manifestó que “el Partido Socialista es un lugar orgánico que responde y actúa de acuerdo a las resoluciones que se toman a nivel nacional. Las cosas están claras”.

“Con respecto a las elecciones presidenciales se resolvió la integración en consenso federal y el acompañamiento a Lavagna y Urtubey. Igual, si algún socialista díscolo quiere hacer otra cosa más allá de lo que decida el partido no cambia nada”.

Por último, Lifschitz afirmó que mañana se reúne con Roberto Lavagna en Rosario.