Historia de una santafesina con Síndrome de Sjögren

Araceli Figueroa fue diagnosticada con este mal hace un año. Sabe que tendrá que convivir con él por el resto de su vida, porque es crónico y se va ir presentando de a poco en su organismo. Su madre, Alejandra, intenta por todos los medios luchar contra esta dura realidad

Joven con Síndrome de Sjögren

Alejandra Elisabet Carabajal es empleada doméstica y vive con su familia en el barrio Estanislao López de la ciudad de Santa Fe. Hace un año, supo que una de sus hijas, Araceli Alejandra Figueroa, sufre de una enfermedad reumática inamatoria crónica. De la que jamás antes había sentido hablar y cuyo nombre, poco escuchado por cierto. Esto la motivó desde un principio la búsqueda de información para saber de qué se trata: síndrome de Sjögren.

Roberta Anido de Pena, la mamá de Buenos Aires que viene luchando desde hace tiempo para que se conozcan y difundan las denominadas enfermedades poco frecuentes. Creyó necesario dar a conocer el problema y las dificultades que debió afrontar junto a su hija. La joven, que actualmente tiene 20 años fue diagnosticada con una patología que en realidad en distintas partes del mundo se califica como frecuente. La que presenta una sintomatología que fue descubierta ya en 1933 (si bien para muchos es una verdadera novedad), pero ella y su madre, prácticamente no habían escuchado nunca nada.