Aseguran que otras aerolíneas low cost están en la misma situación. 183 empleados se encuentran al borde del abismo laboral.

 

Los empleados de Avianca Argentina recibieron este lunes un duro cachetazo: la empresa va camino a la quiebra. Inmersos en un concurso de acreedores y con parte de la flota embargada, mañana en Trabajo nuevamente se reunirán las partes.

Un total de 183 empleados se encuentran al borde del abismo laboral. Las últimas audiencias entre los sindicatos y representantes de Avianca sirvieron para aclarar el panorama por el cual atraviesa la empresa, que no vuela en cielos argentinos desde el pasado 9 de junio.

Los trabajadores, sin cobrar desde abril, volverán este martes, a partir de las 14, a reunirse en Callao al 100. Actualmente la firma tiene dos aviones en el hangar embargados por Airbus. La solución a la que esperan llegar es sentar a los accionistas para rever el negocio y seguir funcionando en nuestro país.

Caso contrario -es decir, si no hay acuerdo ni con accionistas ni con acreedores- podría declararse la quiebra de la compañía para luego empezar el trámite de las indemnizaciones. Cabe destacar que días atrás, Juan Pablo Brey, de la Asociación Argentina de Aeronavegantes, resumió que “el llamado a concurso de acreedores acelera el proceso de crisis”.

En medio de ese oscuro panorama, de abril en adelante -incluido el aguinaldo- ningún trabajador recibió su sueldo. “Vamos a seguir peleando para que no haya más despidos, y que estas compañeras en particular cobren todo lo que les adeudan”, añadió Brey ante Crónica. Sin embargo, puertas adentro los sindicatos reconocen que “mientras dure el concurso no vamos a recibir ni un peso de los salarios”.

En la otra campana, Carlos Colunga -CEO de Avian Argentina- se mostró “optimista” pero no en el corto tiempo: “Estamos haciendo lo necesario para poder volver a volar antes de fin de año”. Reconoció tener “$50 millones inmovilizados por la AFIP y de los que no puedo disponer para cancelar otras deudas y es necesario solucionar este tema”.

En comunicación con los gremios aeronáuticos unidos, la misma situación que atraviesa Avianca Argentina se puede expandir a Andes, ya que “todas están perdiendo plata. Eso es una decisión del Ejecutivo”.