Se lo encontraron en un allanamiento en la cárcel de Las Flores. El proceso oral contra el ex boxeador se inicia este jueves. Está acusado de haber violado a su hija desde que tenía siete años.

 

El fin de semana pasado, cuando faltaban cinco días para el inicio del proceso oral, se realizó un allanamiento en la celda del ex boxeador en la cárcel de Las Flores, en el cual le encontraron un celular.

Según el abogado querellante, Alejandro Otte, Baldomir habría estado utilizando el teléfono “para comunicarse con algunos de los testigos”, probablemente con el fin de disuadirlos de hablar en su contra.

“Para nosotros esto no hace más que confirmar la peligrosidad procesal. Siempre dijimos que era necesario que estuviese privado de su libertad durante la tramitación del proceso para que los testigos pudiesen declarar con total tranquilidad y libres de cualquier tipo de presión o coacción”, reafirmó el letrado. En efecto, la defensa del ex pugilista solicitó dos veces la liberación de su cliente, pero le fue negada en ambos casos.

No obstante, Otte lamentó: “ni siquiera de esta manera -manteniéndolo preso- se pudo asegurar que no se comunicara con los testigos”.