En la ciudad de Ushuaia, el Gobernador de Salta participó de un homenaje a Güemes y luego expresó palabras de cara a las próximas elecciones.

 

Juan Manuel Urtubey llegó el pasado domingo a Ushuaia y en la mañana de este lunes tuvo una nutrida agenda con el actual vicegobernador Juan Carlos Arcando quien disputará una banca en las PASO para senador nacional en el espacio que encabezan Roberto Lavagna y Urtubey.

En su primera visita a Tierra del Fuego como precandidato a vicepresidente por Consenso Federal, Urtubey aseveró en conferencia de prensa: “Es una alegría enorme para mí poder estar acompañando a mi amigo Juan Carlos (Arcando) en este enorme desafío que tenemos por delante. Queremos llevar nuestro mensaje a los fueguinos y que sepan que esto es ida y vuelta, porque también hemos venido a escuchar, para que podamos construir un verdadero proyecto federal, que no se declama, se debe practicar. Con Arcando estamos convencidos de que se puede hacer”.

Somos la alternativa

“El actual y el anterior gobierno representan el ajuste y el miedo y nosotros queremos proponer una instancia superadora. Vemos una campaña con gente que no tiene forma de explicar por qué quiere seguir en el poder o por qué quiere volver al poder. Nosotros nos queremos correr de esa lógica”, aseguró el precandidato.

Y pidió que “las políticas a seguir las determinen los fueguinos, no desde un escritorio en Buenos Aires”, manifestó Urtubey quien contó que anoche estuvo reunido con referentes de distintos sectores.

También se refirió la carta abierta que difundieron junto a Lavagna y en la que expresan que son “la única alternativa capaz de derrotar tanto al kirchnerismo como al macrismo en una elección mano a mano”.

“La confianza no la da una persona sino el sistema”

Pasado el mediodía, Juan Manuel Urtubey estuvo en Río Grande donde mantuvo reuniones con referentes de la ciudad.

El precandidato a vicepresidente por Consenso Federal manifestó a medios locales que “la Argentina necesita garantizar seguridad jurídica. El actual gobierno planteó la lluvia de inversiones y me parece que subestimaron lo que significa la necesidad de confianza. Las personas no dan confianza, los sistemas generan confianza”.