El Centro de Estudios para el Desarrollo Económico Benjamin Hopenhayn dio a conocer el relevamiento sobre 140 productos disponibles entre junio de 2018 y junio de 2019.

 

El análisis de datos arrojó que hubo un aumento interanual ponderado promedio de la canasta básica del 60,3% y el incremento mensual fue del 1,5% en ese lapso temporal. Asimismo, informaron que la variación acumulada de los incrementos en los alimentos y bebidas durante la primera mitad del año fue del 25,3%.

Según se explica en el informe, “luego del cierre de listas de los precandidatos a presidente y vicepresidente de cara a las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias del mes de agosto y con el anuncio de un preacuerdo Mercosur-Unión Europea en el marco de la reunión del G20, la economía nacional sigue estando en el centro de la escena política”.

“Los datos del PBI correspondiente al primer trimestre de 2019 no resultan muy alentadores, dado el –5,8% respecto del mismo trimestre en 2018. El Estimador Mensual de Actividad Económica del mes de abril, si bien muestra una pequeña mejoría respecto del mes anterior (desestacionalizada) del 0,8%, no alcanzó para revertir los resultados negativos obtenidos hasta el momento: una contracción del –1,3% respecto al mes de abril de 2018 y una caída acumulada en el primer cuatrimestre de 2019 de –4,6% respecto del primer cuatrimestre de 2018”, agregaron.

En un año, los alimentos que más aumentaron fueron el pollo entero (135,5%), las masas secas (123,5%), el ajo (107,90%), el zapallo (103,8%), las hamburguesas congeladas (101,1%), y los caramelos (101,3%). Estos productos representan el 4 por ciento del total de los 140 relevados que superaron los incrementos interanuales del 100%.

El 4 por ciento no presentó variaciones e incluso disminuyó sus precios: limón, coliflor, apio, zapallito, zanahoria y melón. El resto de los productos, 86, aumentó entre un 0,1% y un 60,3% interanual.

Precios

El informe, agrega: “Los datos del Índice de Producción Industrial Manufacturero del mes de abril de 2019 (desestacionalizados) muestran un repunte en la actividad industrial del 2,3%, que no alcanzó para revertir los resultados negativos obtenidos durante los últimos meses: la variación interanual cayó un 8,8% y la acumulada durante los primeros cuatro meses del año fue –10,6% (en términos comparativos con el primer cuatrimestre de 2018)”.

“En materia de precios, según los datos del IPC nacional que incorpora las mediciones de las diferentes regiones del país tales como GBA, Pampeana, Noreste, Noroeste, Cuyo, Patagónica, en mayo de 2019 el incremento mensual del nivel general fue del 3,1% mientras que el rubro alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó un 2,4%”.

Por último, se indica: “En términos interanuales (es decir, respecto del mes de mayo 2018), los aumentos fueron del 57,3% y 64,9% respectivamente. Solo en los cinco primeros meses del año el nivel general acumulado se incrementó en un 19,2% mientras que los alimentos y bebidas no alcohólicas lo hicieron un 21,6%”.

Coyuntura

En paralelo, el Centro Hopenhayn presentó el informe de coyuntura XXXV que recopila distintos indicadores económicos públicos y privados dados a conocer desde el 15 de mayo del año 2019 al 16 de junio de 2019. “Uno de los aspectos preocupantes es el constante drenaje de reservas internacionales. El 9 de abril de este año, las reservas del BCRA ascendían a 77.481 millones de dólares, luego del último desembolso realizado por el FMI (10.850 millones de dólares). Ese aporte del Fondo ya se consumió íntegramente. El 13 de junio, las reservas apenas eran de 63.780 millones de dólares”, se detalla.

Por otro lado, la balanza comercial luego de tener un leve superávit en 2016, culminó cerrando con números negativos en 2017 y 2018. El saldo negativo fue revertido en los primeros meses de 2019, producto de la disminución de importaciones por la recesión económica.

Por último, expresan: “El último informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa revela que las ventas de las pymes minoristas cayeron un 14,1% interanual en mayo. El derrumbe acumula 17 meses de caída consecutivos. En los primeros cinco meses del 2019, los datos de Came muestran un retroceso acumulado del 12,5%”.