(De la redacción de Sin Mordaza) Boca Unidos de Corrientes le ganó al último campeón y avanzó a la próxima instancia de la Copa Argentina. La heroica victoria se hizo esperar y llegó en la definición de los penales.

Poco le importó a Boca Unidos de Corrientes como se ganó sino que se dejó en el camino a Racing que venía de ser el mejor de la Superliga.

Roberto Marioni, ex Colón, fue quien estuvo a cargo del equipo dentro del campo juego. “No hay palabras para describir tanta alegría! Felicitaciones a nuestros jugadores”, escribió el amigo de Jorge Apel.