Este domingo, el volante ya tenía en sus manos los pasajes para volar desde Chile hacia Ezeiza, y mañana se haría la revisión médica.

En las últimas horas muchos hinchas leprosos se ilusionaron con la posibilidad que se reflote la llegada de Federico Lértora, pero nada cambió. El tema es que Hernán Bernardello rescindió su vínculo a préstamo con Godoy Cruz para recalar en Belgrano, y se pensó que el arribo del Cabezón a Córdoba iría ligado a la cesión de Lértora a Newell’s. No es así. Bernardello se va del Parque con el pase en la mano.

Por otra parte, la dirigencia acelera algunas gestiones en busca de tener antes del jueves dos refuerzos más, aunque mantiene el hermetismo a la hora de dar nombres o posición de los futbolistas.

De todas maneras, uno de los apuntados sería un volante mixto, el famoso “tapado” que mencionó el vice Cristian D’Amico. Hay sondeos con un argentino y un extranjero, pero los nombres no trascendieron.

La otra ficha sería para un delantero. Y la posibilidad de ceder a préstamo a Fydriszewski a Defensa y Justicia acentúa esta idea. Nicolás Blandi era un nombre que interesaba, pero su contrato es demasiado alto para el bolsillo leproso. La realidad es que San Lorenzo está interesado en bajar contratos altos, pero si el delantero no afloja, será difícil. Entonces, no habría que descartar una sorpresa.