Varias de las actividades continuarán hasta fin de mes. Cine, teatro, ferias y música conformaron el atractivo en la ciudad.

 

Más de 300 mil personas coparon diferentes espacios y se sumaron a las distintas propuestas organizadas por la Municipalidad de Rosario. Varias de las actividades continuarán hasta fin de mes en distintos puntos de la ciudad.

“Estamos orgullosos de la ciudad que construimos, en la que los niños y niñas tienen la posibilidad de disfrutar de sus vacaciones de invierno en los espacios municipales”, destacó la intendenta Mónica Fein.

Balance positivo

“Rosario ya es un ícono para el turismo de las familias, todos los que nos visitan destacan la oferta amplia, diversa e innovadora que tiene la ciudad para los más chicos. El gran trabajo realizado por nuestros equipos, por cada uno de los trabajadores de los distintos lugares y de la decisión de esta gestión se traduce en las 300 mil sonrisas que se diversificaron en cada rincón”, finalizó.

Por su parte, el secretario de Cultura, Guillermo Ríos, señaló que la propuesta de este año fue “muy plural y accesible”. “Permitió a rosarinas y rosarinos disfrutar de los espacios públicos con programaciones de calidad. Estas vacaciones se distinguieron por una diversidad de propuestas a partir del trabajo de las coordinaciones culturales de distrito; donde se profundizó el vínculo con vecinales, clubes e instituciones barriales y los auditorios se destacaron con propuestas para compartir en familia”, agregó.

Referencias

Más de 18 mil vecinas y vecinos disfrutaron de las propuestas culturales en los diferentes barrios de la ciudad. Cine, muestras, circo, talleres, clases abiertas, espectáculos musicales, teatro, clown, magia, juegos, cuentos, títeres, encuentros de Hip Hop, Rap y Break dance.

Además de los auditorios de los Centros Municipales de Distrito, las actividades se realizaron en plazas, cooperativas, centros culturales, bibliotecas, vecinales, centros de convivencia barrial, cines y clubes.

A leer

Las bibliotecas de la ciudad también se sumaron a la programación de vacaciones. La Biblioteca Estrada programó funciones de teatro, títeres, música, actividades especiales para toda la familia y una muestra de ilustraciones convocando a 500 personas. Por otro lado, La Casa Imaginada, un espacio para las infancias abrió sus puertas dentro de la renovada Biblioteca Argentina, como un espacio de lectura y espectáculos para compartir entre chicos y grandes. Con cuentos, canciones y teatro convocó a 1.500 personas.

El espacio ubicado en la costa central contó con propuestas diversas que reunieron a más de 100 mil personas. En el Galpón 13 se trabajó en campañas colectivas y convocatoria de socios a La Mutualidad. En el Galpón 15, El fabuloso mundo del cuerpo, fue escenario para galas de circo de la Escuela Municipal de Artes Urbanas y espectáculos de música, títeres y teatro. Y en el Galpón 17, hubo un rincón de juegos y libros para las infancias dentro del Mercado de Frutos Culturales. También hubo intervenciones artísticas, sets sonoros, dispositivos para dibujar y performances en el Galpón 11.

Ferias de invierno

Más de 40 mil personas pasaron por las ferias de invierno que ofrecieron en la plaza Pringles y el Parque Nacional a la Bandera. En el remozado espacio verde del Paseo del Siglo funcionó la Feria Artesanal de Invierno, en la cual más de 100 emprendedores locales pertenecientes a varias ferias de la ciudad ofrecieron productos artesanales de productores y emprendedores locales.

Y en el Parque Nacional a la Bandera, otros 120 emprendedores sociales exhibieron para la venta sus producciones. Se trata de una feria especial que año a año se muestra como un clásico de las vacaciones de invierno para los rosarinos y quienes visitan la ciudad.