Agentes municipales realizaron 661 operativos en distintos puntos de la ciudad. Del total, 44 rodados fueron trasladados al depósito municipal por alcoholemia positiva y 42 por falta de documentación o de elementos de seguridad.

 

Los controles por los festejos del Día del Amigo tuvieron un balance positivo según indicaron los agentes municipales que los llevaron a cabo. Hasta este domingo a la mañana se realizaron 661 intervenciones en distintos puntos de la ciudad. Y en total 86 vehículos terminaron en el corralón.

Según precisó el secretario de Control municipal, Guillermo Turrín, 44 rodados fueron remitidos al depósito municipal por alcoholemia positiva de sus conductores. En tanto, los otros 42 llegaron por falta de documentación o de elementos de seguridad.

“Cada año tenemos más controles y la tendencia es a la baja. Creemos que hay también un compromiso que asume el ciudadano para entender que el alcohol y el volante no deben ser combinados”, dijo el funcionario.

Turrín destacó que los operativos de este año fueron coordinados en conjunto con distintas organizaciones y además de la prevención, el objetivo era conocer cuáles son las principales faltas de los rosarinos para continuar trabajando en políticas públicas de tránsito.

Finalmente, el funcionario destacó que el plan del conductor designado “prendió mucho en los jóvenes” que dentro de cada grupo se comprometieron a no consumir alcohol para manejar en los traslados posteriores a los festejos.

“Se entregaron 600 botellas de agua mineral a los que pasaban el test”, dijo Turrín y señaló que “la idea es que la gente festeje y se divierta pero si tomó alcohol, que no maneje”.

Los operativos continuarán este domingo a la noche, informaron desde la secretaría de Control. Los controles son realizados por agentes municipales y personal de la Unidad Regional II de Policía.