En la mañana de este viernes fuerzas públicas acompañaron el paso del cortejo fúnebre.

 

Cientos de vecinos acompañaron en su último adiós al pequeño Lorenzo “Lolo” Regonat, de 5 años de edad. Qien luego de haber sufrido un aneurisma el pasado martes, quedó con “muerte cerebral” y sus padres, decidieron donar los órganos.

Dicho operativo de ablación que se llevó a cabo con total éxito el último jueves en el Hospital Central Reconquista.