Alberto Fernández y Sergio Massa llegaron ayer a Córdoba y permanecerán hasta el sábado. Buscan hacer pie en la provincia que le dio el triunfo a Macri en 2015.

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, volvió ayer a Córdoba en compañía de Sergio Massa en la búsqueda de convencer a la mayor cantidad posible de cordobeses para que lo voten. “Yo aspiro a que entiendan que en la Argentina ha habido un retroceso enorme en los últimos cuatro años”, sostuvo Fernández, quien avisó que no espera un respaldo explícito de parte del gobernador Juan Schiaretti.

“Lo que el Gringo haga, va a estar bien hecho. Se que el electorado de Córdoba tiene sus peculiaridades, y él cree que su postura es lo mejor para los cordobeses”, señaló. Hoy, Fernández y Massa realizarán actividades con dirigentes e intendentes del PJ cordobés que llevan su propia lista, Hacemos por Córdoba, pero apoyan la fórmula presidencial del Frente de Todos.

Alberto Fernández y Massa desembarcaron ayer en la provincia y permanecerán hasta el sábado en plan intensivo de conseguir adhesiones. “Los cordobeses van a reflexionar”, mostró su optimismo el candidato presidencial. Fernández reiteró conceptos que ya había deslizado la semana pasada cuando visitó la provincia para reunirse con Schiaretti. “Los votos de los cordobeses los tengo que conseguir yo, no los tiene que conseguir el Gringo”, insistió. Fernández subrayó: “Los cordobeses van a reflexionar, porque yo particularmente quiero dar vuelta la página. Confío en que los cordobeses confíen en mí, porque no voy a fallarles”.

Massa, quien en 2015 hizo una buena elección en Córdoba dado que tenía como aliado a José Manuel De la Sota, se mostró comprometido con la estrategia del Frente de Todos. “La última vez que visité Córdoba dije muy claramente que iba a dejar lo mejor de mí para que en la Argentina hubiese un nuevo gobierno, una nueva mayoría, y construir eso no es resignar cosas chiquitas, sino resignar desde lo individual para ir con todos”, afirmó el líder del Frente Renovador.

Agregó: “Por eso construimos una coalición de partidos porque nuestra principal responsabilidad y lo que los argentinos no nos perdonarían es que Macri siga gobernando cuatro años más”. Y, por primera vez, nombró a la ex presidenta: “El sueño de una Córdoba pujante lo representan claramente Alberto y Cristina”.