Pablo Lavallén se mostró muy contento después de la clasificación de Colón a los cuartos de final de la Copa Sudamericana 2019, tras vencer a Argentinos Juniors en La Paternal.

“Estoy orgulloso del partido que hizo Colón. Estamos muy contentos, enfrentamos a un gran rival. Sabíamos que la llave era dura y complicada. En Santa Fe nos jugó en contra querer hacer el gol rápido. Hoy sabíamos que teníamos que hacer un gol. El partido fue cerrado, pero los pibes demostraron carácter y personalidad”, analizó.

“Creo que fue la mejor presentación desde que estamos como cuerpo técnico. Nos metimos entre los ocho de Sudamérica”, remarcó el entrenador, quien agregó: “El equipo mantuvo la concentración y las ganas en los noventa minutos. Hoy podemos decir que este Colón dio un paso adelante y de a poco vamos creciendo como equipo”.

Acerca del tanto convertido por Tomás Chancalay en la tanda de penales, después de haber errado en la Sub 20, festejó: “Hoy se revindicó, el penal errado con la Selección Argentina lo puede errar cualquiera. Este pibe se merece esta alegría”.

“Los penales son suerte y verdad, pero lo que plasmó el equipo en los noventa minutos me dejó conforme y eso no se borra”, resumió, y cerró con ironía: “Cuando el equipo juega bien y gana lo disfruto sabiendo que la semana que viene nos van a volver a criticar”.

También dejó en claro para qué está Colón: “Está para pelear y crecer. Para ser un partido combativo y hacerse fuerte en Santa Fe. De a poquito construiremos un equipo sólido que sea protagonista en casa y afuera”.