El intendente de la ciudad de Recreo, Omar Colombo, cuestionó a la Justicia por el escaso avance en la investigación por el crimen de Diego Román, el niño de 12 mutilado y asesinado de 15 puñaladas en ese municipio.

“Hay que reconocer que no se avanzó demasiado en la investigación y no nos está dejando volver a una cierta tranquilidad en una localidad pequeña como la nuestra”, dijo el funcionario municipal, al conocerse la noticia de que Gendarmería revisará los resultados de la autopsia.

Colombo explicó que se convocó a un equipo de criminalística de esa fuerza “para analizar todas las pruebas que se hicieron en la autopsia preliminar y del lugar donde fue encontrado el cadáver.”

Aterrados

“Nos aterra cada vez más lo que le pasó a Diego, las horas que le tocaron vivir antes de la muerte, y nos deja con un montón de preguntas que esperamos que la Justicia aclare”, agregó.

El intendente señaló que en Recreo están “acostumbrados a casos no tan graves de inseguridad” y consideró que “éste es un hecho de violencia muy atípico y extremo.”

“Todos estamos reclamando celeridad en los procedimientos, porque la familia y los recreínos están expectantes por saber la verdad o tener información cierta y fidedigna, que alguien nos diga qué está pasando”, añadió.

Además, en cuanto a la investigación, Colombo comentó que si bien se trata de “una ciudad chica, es extensa en territorio”, y “por lo tanto no hay cámaras que vigilen todos los lugares, como donde lo encontraron a Diego, que es en el límite con la zona rural”.

Al respecto, explicó que “las cámaras se pusieron a disposición y se miraron el primer día en que Diego desapareció”, pero que esa pesquisa dio resultado negativo.

“Esta localidad está al lado de la ciudad de Santa Fe, puede ser alguien de ahí o no, pero tampoco sabemos cuál fue la causa, si es alguien que tiene alguna motivación o si se volvió loco y está matando gente, que es lo que nos preocupa”, concluyó.