Deudas en el pago de salarios, aguinaldos y compromisos bancarios incumplibles

Crujen las arcas municipales por la caída de la recaudación, los gastos de campaña y los elevados intereses financieros. En este marco un importante número de municipios afectados obligan a sus trabajadores a iniciar medidas de fuerza y otros comenzarán con paros de actividades en la próxima semana.

Entre las Municipalidades más comprometidas se encuentran Coronda, Gálvez, Roldán, Capitán Bermúdez, Funes, Ceres y otro importante número de Comunas. En su conjunto, el déficit -que impide el cumplimiento en tiempo y forma del pago de salarios- asciende a más de 60 millones de pesos.

La caída de los recursos nacionales correspondientes a la Provincia de Santa Fe y sus Municipios alcanzaron un desplome del 7% acumulado a Junio y más del 10% interanual según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal. La caída de la recaudación local se nota en términos de la pérdida del salario, jubilaciones y la consecuente recesión económica.

El Gobierno Provincial gestionó la posibilidad que los Municipios y Comunas giren en descubierto contra el Banco de Santa Fe, pero el remedio resulta peor que la enfermedad, ya que las tasas de interés, producto de la bicicleta financiera, son impagables.

Desde el gremio provincial que nuclea a todos los trabajadores y trabajadoras de los Municipios y Comunas, se iniciaron gestiones tendientes a conseguir la asistencia del Gobierno Provincial ante esta especial circunstancia, pero preocupa la etapa de transición por las dificultades esgrimidas para adoptar decisiones.

El titular de FESTRAM Claudio Leoni cuestionó los argumentos oficiales que aducen poner las dificultades económicas en torno al último acuerdo paritario donde FESTRAM obtuvo la aplicación de la cláusula gatillo y aseguró que “con eso se pretende desviar el eje de la verdadera problemática que es el modelo económico de ajuste y recesión, el endeudamiento externo y la monstruosa deuda que tiene el Gobierno Nacional con la Provincia y sus Municipios”. El dirigente “no descarta que de profundizarse esta situación se llegue a la generalización del conflicto”.