El hecho ocurrió cerca de las 20:00 del miércoles. Dentro del local había dos empleadas, un hombre que hacía arreglos y una familia con dos chicos.

El hecho ocurrió cerca de las 20:00 del miércoles, poco tiempo antes de que al negocio de la firma Von der Thusen ubicado en Avenida Freyre al 2700 cerrara sus puertas. Dentro, había dos empleadas, un chico que hacía arreglos en el local y una familia con dos menores que había ido a comprar ropa al local.

Dos hombres armados de alrededor de 20 años llegaron al negocio en moto. Y en cuestión de pocos minutos, hicieron un verdadero desastre. El primer delincuente entró haciéndose pasar por un cliente que llegaba a pagar una cuota. Y al llegar a la caja sacó un arma y golpeó salvajemente a la cajera en la cabeza, le tiró de los pelos y le exigió el dinero de la recaudación.

“Todos al piso, que nadie se haga el vivo porque lo vamos a quemar”, gritaba uno de los ladrones a todas las personas que estaban dentro del local. Y amenazaba con armas de fuego, mientras el otro robaba billeteras, dinero de la caja, celulares e indumentaria deportiva.

“Veníamos salvándonos, la semana pasada vivimos una situación casi similar”, contó Rocío, una de las empleadas que sufrió el robo ayer por la noche. En esa oportunidad, dos personas también en moto llegaron hasta la puerta del local pero los empleados notaron una actitud sospechosa y rápidamente cerraron las puertas evitando el asalto.

Además, indicó que se evalúan nuevas medidas de seguridad para paliar la situación: “Algo vamos a tener que hacer porque acá a las 6 o 7 de la tarde ya está todo oscuro, es una boca de lobo”, concluyó Rocío.