El mediocampista de 37 años se realizó estudios después de la vuelta a Buenos Aires durante este miércoles y tiene una inflamación en el tendón de la inserción del aductor derecho, por lo que su presencia en el duelo ante Cruzeiro por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores del próximo martes dependerá de la evolución.

Si no llega, el Muñeco deberá optar por utilizar el esquema que puso en San Luis ante el inconveniente (entró Nicolás De la Cruz y Exequiel Palacios se corrió hacia el centro) o incluir entre los titulares a Bruno Zuculini, con características de recuperación similares.