El presidente Macri habló ante sus pares del Mercosur y destacó el acuerdo alcanzado con el bloque europeo. Condenó al mandatario venezolano Nicolás Maduro.

El presidente Mauricio Macri expresó que el acuerdo comercial del Mercosur con la Unión Europea “va a impactar positivamente en la calidad de vida de la gente”, en tanto que consideró que el bloque regional debe sentirse “orgulloso” de haber arribado a ese convenio, que llevó una negociación de 20 años.

Al encabezar la 54° Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur que se realiza en la ciudad de Santa Fe, Macri planteó que “el acuerdo con la UE es fruto del trabajo colectivo, en el que demostramos vocación y compromiso al más alto nivel, y debemos sentirnos orgullosos de haber perseguido este objetivo con tenacidad”.

“El Mercosur debe ser un bloque abierto, competitivo, dinámico, comprometido con la integración y el comercio, y las reglas claras. Este acuerno nos va a permitir potenciar el comercio y las inversiones con el bloque más importante del mundo”, dijo Macri.

A su turno, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, resaltó el acuerdo alcanzado por el Mercosur con la Unión Europea y dijo que para alcanzar un entendimiento cada uno de los bloques debió “ceder un poco”.

Al ceder el uso de la palabra a Bolsonaro, debido a que Brasil asumió la presidencia pro témpore del bloque, el presidente Macri -con una sonrisa entre los labios- dijo que no era para “hablar del VAR” -en referencia al partido que disputaron recientemente ambas selecciones de fútbol- a lo que el mandatario brasileño respondió que “el fútbol es la única rivalidad que tenemos”.

Venezuela

Asimismo, Macri expresó su “solidaridad” con el “pueblo venezolano” al sostener que ese país “sufre una crisis humanitaria sin precedentes en nuestra región”.

Al mismo tiempo, el Presidente indicó que el Mercosur “reconoce” a la Asamblea Nacional de Venezuela y al presidente encargado, Juan Guaidó, como “única autoridad legítima” en ese país, por lo que le “demandó” al presidente Nicolás Maduro que “deje de obstruir la transición democrática y cese con las violaciones de los derechos humanos”.