Es la primera vez que en la Cámara baja hay 23 bancas de las 50 totales ocupadas por mujeres. “El Senado provincial sigue siendo el ámbito donde se expresa la exclusión casi total para las mujeres”, dice un informe.

 

Los movimientos de mujeres, la ley de cupo, el reclamo por la paridad en las listas y la discusión sobre la desigualdad de género en estos últimos años se vieron reflejadas en resultados en estas elecciones santafesinas. Si bien se avanzó en algunas áreas más que otras, aún quedan ámbitos en donde las mujeres son excluidas de las mesas de decisión.

En este contexto, la Subsecretaría de Políticas de Género realizó la comparación entre el registro actual del Indicador de Participación de las Mujeres (IPM) en Municipios, Comunas y las Cámaras de la Legislatura y el que habrá a partir del 10 de diciembre.

 la participación femenina pasará del actual 9,9% al 13% en toda la provincia.

El caso en Diputados

El dato más alentador del IPM proviene de la Cámara de Diputados. A partir de la asunción de las nuevas legisladoras se registran números por encima de lo obligado a los partidos políticos por la Ley 10.802 de cupo (30% mínimo de mujeres en las listas).

Pasará del 36% al 46%, significa un aumento de 18 a 23 bancas de diputadas.

Como contraparte al avance en la Cámara baja, “el Senado provincial sigue siendo el ámbito donde se expresa la exclusión casi total para las mujeres. El IPM seguirá mostrando pasado el 10 de diciembre un 5,2%, una mujer sobre 19 cargos”, dice el informe de la Subsecretaría de Políticas de Género.

Participación de las mujeres en los espacios de decisión

“Es derecho de las mujeres participar de los espacios de decisión en condiciones de igualdad. El IPM visibiliza lo imprescindible que resultan medidas de discriminación positiva, como son las leyes de paridad, para garantizar ese derecho”, destaca Gabriela Sosa, subsecretaria de la Políticas de Género.

Por otra parte, se observó que aunque a nivel de conducción de ejecutivos locales la participación de las mujeres sigue siendo baja, se evidencia un crecimiento. Al mismo tiempo se detalla que el aporte para el aumento significativo total de mujeres en la política provincial se da particularmente a nivel comunal. Donde después de asumir los cargos nuevos a fin de año el IPM pasará del 6,7% al 12%. De 27 jefas comunales a 37.

En este sentido, Sosa analiza: “El objetivo del IPM es determinar lo cerca o lejos que están las mujeres de su derecho a la participación paritaria (50% en los cargos de decisión). Así como el análisis de los motivos que condicionan o limitan su acceso a los espacios de participación política, a los espacios de poder”

“El resultado de estos indicadores y análisis son insumos valiosos para la creación y fortalecimiento de políticas públicas hacia la igualdad, hacia la construcción de sociedades sin discriminación, con democracias enriquecidas a partir del ejercicio de ciudadanías sociales y políticas plenas” finalizó la funcionaria.

El Indicador de Participación de las Mujeres (IPM)

El Indicador de Participación de las Mujeres “es un aporte para visibilizar en términos objetivos los avances y también las desigualdades que aún atraviesan las mujeres en los ámbitos políticos. Permite diseñar acciones que apunten a terminar con las discriminaciones así como a fortalecer los logros”.

Es la herramienta, creada por la Subsecretaría de Políticas de Género, de medición y análisis de la participación de las mujeres en cargos de decisión en los tres poderes del Estado provincial y en la sociedad civil.

Asimismo, incorpora la lectura de la composición de los ámbitos legislativos de las 5 ciudades cabeceras de Nodo (Reconquista, Rafaela, Santa Fe, Rosario, Venado Tuerto).