Alicia Kirchner y Alberto Fernández
La gobernadora de Santa Cruz, que busca la reelección, tendrá que ir sola al cuarto oscuro tras la negativa de la Cámara Nacional Electoral.

 

Alicia Kirchner no podrá “pegar” su boleta con la de Alberto Fernández y Cristina Kirchner el domingo 11 de agosto, día de los comicios para gobernador de Santa Cruz y de las PASO presidenciales.

Así lo determinó la Cámara Nacional Electoral, máximo órgano judicial a nivel federal, tras un pedido de la Unión Cívica Radical.

El fallo expresa que como la votación para gobernador y las primarias presidenciales se tratan de “distinta naturaleza jurídica”. No es procedente y es, por lo tanto, contrario a los principios del proceso electoral la unión de las boletas.

Esta resolución es para evitar en gran medida la confusión de los electores. Ya que pese a que son el mismo día, ambas votaciones y se eligen las dos cosas por separado.

Además, en Santa Cruz existe la Ley de Lemas a nivel provincial, lo que significa que el elector tiene que decidir entre varios postulantes de una misma fuerza y luego se elige al ganador del lema más votado.

La estrategia de Alicia era “pegar” su boleta a la de su cuñada para hacer crecer sus chances de reelección. Pero esta posibilidad fue rechazada por la Justicia, pese a que el kirchnerismo aún tiene la posibilidad de apelar.