El DT repetirá la alineación que igualó ante Unión en el último ensayo. Si no se producen ventas, sólo hay una duda para el inicio de la Superliga contra Atlético Tucumán.

Por lo tanto, los que saldrán al campo de juego en el penúltimo compromiso de preparación serán: Jeremías Ledesma; Nahuel Molina, Matías Caruzzo, Miguel Barbieri y Alfonso Parot; Ciro Rius, Fabián Rinaudo, Leonardo Gil y Diego Zabala; Maximiliano Lovera y Claudio Riaño.

De hecho, si no se produce ninguna transferencia (aún podrían emigrar Ledesma o Gil), esa es la base del once inicial que se perfila para el debut en Superliga el lunes 29 de julio contra Atlético Tucumán en el norte del país. En todo caso, la única duda pasa por saber si Riaño seguirá siendo el 9 o podrá imponerse el recién llegado Sebastián Ribas, que tendrá para ese cotejo casi dos semanas más de entrenamientos junto a sus compañeros.

Con respecto a los refuerzos, los dirigentes de Central insisten en concretar los pedidos de Cocca para completar el plantel: un punta más y un volante ofensivo. Con la gestión de Lucas Gamba, delantero de Huracán, difícil desde lo económico, barajan otras alternativas que aún no salieron a la luz.

Además, si bien no es la única opción, el técnico evalúa el ofrecimiento del mediocampista Federico Cartabia, que podría salir de Deportivo La Coruña por una cláusula que indica que puede ser cedido sin cargo a una institución de una categoría superior (el elenco español está en segunda división), aunque el alto salario del jugador sería el principal inconveniente. Según el círculo íntimo del futbolista, sus ganas de vestir la camiseta del club de sus amores podrían hacer que renegocie su contrato con cifras más acordes a la economía auriazul.