En sólo 6 meses, la inflación ya alcanzó la meta prevista por el Gobierno para todo 2019 que había estimado en 23%.

 

Los precios minoristas aumentaron 2,7% en junio y acumularon en primer semestre del año un alza del 22,4%, y del 55,8% en los últimos doce meses, informó este martes por la tarde el Indec.

La inflación alcanzó así el tercer mes consecutivo de desaceleración desde el máximo del año de 4,8% de marzo último, y trece meses continuos de subas mensuales por encima del 2%, desde mayo del año pasado cuando llegó al 1,9%.

En junio, el rubro Alimentos y Bebidas subió un 2,6 por ciento, Bebidas alcohólicas y tabaco, 2,7 por ciento; Prendas de vestir y calzado, 1,9; Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, 2,7 por ciento; Equipamiento y mantenimiento del hogar, 3,4 por ciento; Salud, 3,6 por ciento; y Transporte, 1,6 por ciento.

Entre los productos de mayor aumento figuran el yogur firme (18,7 por ciento), tomate redondo (16,9 por ciento) y leche en polvo entera (13,1 por ciento).