Desde la Asociación Civil Luchemos por la Vida se pronunciaron en contra del uso de monopatines eléctricos en las ciudades.

Desde la Asociación Civil Luchemos por la Vida se pronunciaron en contra del uso de monopatines eléctricos en las ciudades. Esto viene a colación del uso que ya tienen los dispositivos en la Ciudad de Buenos Aires. Y que, desde Cabify, planean implementar en Rosario a través de la firma Movo.

“Los monopatines eléctricos son inestables, poco visibles, muy silenciosos y circulan a velocidades considerables (entre 25 y 30 kilómetros por hora) por todas partes. Por las veredas entre peatones, por la calzada y en las ciclovías”, manifestaron desde la organización.

A ello, agregaron: “Sus usuarios no tienen en claro qué son en la vía pública al moverse en monopatín. Un problema muy serio, que la Ciudad (de Buenos Aires) ha intentado subsanar al aprobar un marco regulatorio para ellos”.

“Además de la toma de conciencia de los usuarios de su fragilidad en el tránsito, se necesitarán controles muy estrictos (algo inusual en nuestras ciudades) y autoridades responsables, para que su uso no sea un nuevo factor de heridos y muertos en el tránsito”, concluyeron desde Luchemos por la Vida.