La imagen que recorre las redes: el "telar", "flor" o "mandala" de la abundancia.
Es una modalidad que promete grandes ganancias. Es furor en las redes. Cómo funciona y qué precauciones tomar.

Por estos días es furor en redes sociales y en sitios web el llamado “telar”, “flor” o “mandala” de la abundancia. Para quienes le dan difusión o participan del entramado, se trata de una forma de hacer importantes ganancias. Sin embargo, desde la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) advierten que no es más que una “estafa piramidal”.

Según definen desde el organismo dependiente del Ministerio Público Fiscal, “se trata de un mecanismo mediante el cual se invita al público a colocar su dinero con promesas de retribuirle intereses exorbitantes”. Funciona como una pirámide porque en el esquema “de negocios”, los primeros clientes recomiendan y captan (refieren) a otros con el objetivo de que estos últimos produzcan beneficios a los clientes iniciales.

“Dado que el dinero ingresado no se destina a ninguna actividad que de por sí produzca utilidades, la posibilidad de obtener la ganancia prometida depende exclusivamente del ingreso de nuevos participantes”. Además, “a medida que se van creando nuevos grupos, se van necesitando cada vez más personas para completarlos, lo que aumenta las posibilidades de que el mecanismo se quiebre y se produzcan pérdidas.”

Desde la Procelac recordaron que “la captación pública de dinero para su colocación en inversiones es una actividad que en nuestro país requiere autorización de las autoridades competentes (como el BCRA y la CNV), quienes controlan el funcionamiento de las entidades a efectos de proteger contra fraudes y abusos”.

Asimismo, señalaron que “antes de hacer una inversión es conveniente conocer su funcionamiento, sus condiciones y sus riesgos, así como también obtener información acerca de la seriedad y solidez de quien la administra”.