La Asociación Cultural Piemontesa de Rafaela, con 43 años de vida, es una de las Asociaciones regionales piamontesas más antiguas en Argentina y desde sus inicios viene concretando anualmente una reunión para posibilitar el encuentro entre los descendientes piamonteses.

 

Desde el año 2001 se lleva a cabo “Na Dumìnica Piemontèisa ‘n Famija”. El espíritu del Domingo Piamontés en Familia es lograr, en el transcurso del mismo, la integración de las costumbres propias de los inmigrantes con las del nuevo país que los cobijó.

Se sirve el plato típico por excelencia, la especialidad del antiguo Piamonte, de la historia, de la amistad, que es casi un rito social en ocasiones de fiestas colectivas: la Bagna Cauda (salsa caliente). Es una unión armoniosa de perfumes, colores y sabores, pero introduciendo ya un hábito argentino, es decir, se suplanta el aceite por la crema de leche.
La Bagna Cauda, ese tradicional y típico plato piamontés, inicialmente relegado al ámbito campesino, fue ganando cada vez más espacio en las mesas de los restaurantes y casas de familia, donde hoy es el símbolo de la gastronomía piamontesa y es parte integrante de la gastronomía de los países que, como la Argentina, tuvieron una significativa inmigración piamontesa.

La receta ultra centenaria de aceite, ajo y anchoas, se convirtió con el tiempo en un rito que favoreció la creación de numerosas variantes.

Cuando los piamonteses llegaron a la Argentina y encontraron abundancia de leche y crema disponible, utilizaron esta última en reemplazo del aceite, significándoles un muy bajo costo para su elaboración.