Fue en Servando Bayo al 1000. El dueño del inmueble ya habría recibido amenazas.

 

Un edificio ubicado en la zona oeste de Rosario fue baleado esta madrugada por desconocidos, quienes efectuaron entre cinco y seis balazos y cuyo destinatario sería el propietario del inmueble.

Según indicaron fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA), el ataque al inmueble ubicado en Servando Bayo 1085 se produjo por al menos dos personas. Quienes efectuaron alrededor de media docena de detonaciones y dejaron una leyenda con aerosol en una de las paredes del frente del edificio: “Pagá Leo”.

En ese edificio trabaja además Rodrigo Ortigala, un testigo protegido que perteneció al círculo íntimo de Esteban Alvarado -sindicado como autor intelectual del crimen del prestamista Lucio Maldonado y acusado de los tres últimos ataques a edificios judiciales-. Pero que se enemistó con él desde 2012 y en el juicio se había presentado a la Fiscalía a declarar en su contra.

En el edificio baleado, Ortigala trabaja varias horas al día. Durante ese lapso, un móvil policial custodia el lugar. De todos modos, los fiscales del caso no tendrían ningún elemento para sospechar que los ataques están dirigidos contra su persona. Pero sí contra el dueño del edificio, quien ya habría sido víctima de otras amenazas.

El caso quedó en manos de la fiscal de Flagrancia en turnio, Ana Julia Milicic, quien ordenó al gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones la realización de un croquis, levantamientos de rastros, relevamiento de cámaras y toma de testimonios. También intervino la Comisaría 2da.